NOTICIA_15

ACADÉMICOS DE LA FACULTAD DE EDUCACIÓN CONOCEN PROPUESTA DE NUEVO MODELO DE FORMACIÓN DOCENTE

Con el objetivo de socializar la propuesta de un nuevo Modelo de Formación Docente para las carreras de pedagogía, la Facultad de Educación de la Universidad de Antofagasta desarrolló una reunión ampliada, a la que asistieron todos sus académicos de planta, oportunidad en que Viviana Ledesma, docente a cargo del objetivo del proyecto que debe plantear la propuesta, expuso los fundamentos que sustenta este arquetipo y los resultados que de ellos se esperan.

El Modelo de Formación expuesto responde al convencimiento de los docentes involucrados de optimizar los procesos formativos. Se busca ofrecer una educación pertinente a los requerimientos de un docente del nuevo siglo. De esta manera, el Modelo de Formación surge como respuesta a un contexto cultural y social complejo, expresado en la implementación de políticas y requerimientos específicos para la formación inicial de profesores, exigencias de calidad del quehacer de las instituciones de educación superior, que tienen como fin último la formación de un pedagogo que se desenvuelva como un agente de transformación social.

Uno de los primeros tópicos analizados en dicha reunión, va en directa relación con la realidad que enfrentan los nóveles profesionales y como deben adaptarse a este nuevo escenario. La irrupción de la tecnología, abre puertas a una nueva forma de acceder a la información, democratizando el acceso a ella y las clases que se imparten no pueden desconocer el entorno en el que ahora se desenvuelven.

Formación Inicial Docente

En la última década, la formación del profesorado ha ocupado un lugar importante en el debate educativo internacional. El año 2005 la OCDE publica un reporte acerca de la importancia de atraer, desarrollar y retener a docentes para la mejora educativa en los países que son parte de la organización. Dicho informe pone énfasis en los procesos de formación docente, espacios educativos que hoy día no estarían en su totalidad asumiendo completamente la responsabilidad en su rol formador.

Es por ello que la aplicación del Programa de Fortalecimiento para la Formación Inicial Docente (FID) en Universidades Estatales, cuenta entre sus objetivos fundamentales la elaboración de este nuevo modelo.

Dentro de las medidas que deberán observar las universidades que son parte de este desafío, destacan que sólo podrán contar con el FID las casas de estudios superiores cuyas carreras y programas de estudios cuenten con acreditación conforme a la ley; vale decir que dicha certificación sea de la Comisión Nacional de Acreditación (CNA).

Adicionalmente se determinan como requisitos de acreditación la implementación de condiciones de admisión para postulantes a las carreras de pedagogía, la aplicación de evaluaciones diagnósticas, medidas de nivelación y acompañamiento a partir de los resultados obtenidos en la primera evaluación.

Cabe destacar que uno de los puntos que supone un desafío para el FID de la Universidad de Antofagasta es formar docentes capaces de entender la diversidad como un aporte a la riqueza cultural de la región. Dadas las características demográficas de Antofagasta, se hace imperativo situarse bajo un concepto de educación intercultural, que se evidencie de manera transversal en el itinerario formativo de los estudiantes.

Nuevo Modelo de Formación Docente

En el estudio, encabezado por Viviana Ledesma, se trabajó con un marco de referencia, el cual se expresa en principios de equidad, pertinencia de la formación, calidad, empleabilidad, movilidad y flexibilidad en el currículo.

Finalmente, la docente explicó que el Nuevo Modelo de Formación Docente, debe definir cuál es el sello del docente que se busca formar, enfatizando en su perfil y características, tales como dominio amplio y especializado de la disciplina que enseña, dominio pedagógico del contenido curricular y conocimiento de sus estudiantes y de los procesos de aprendizaje, entre otros.